Circuito cerrado de Televisión

Circuito cerrado de televisión o CCTV es una tecnología de vídeo vigilancia visual diseñada para supervisar una diversidad de ambientes y actividades. El circuito consiste en una combinación de múltiples cámaras, ya sea estacionaria o de rotación, conectado a un DVR (Digital Video Recording) y un monitor que reproducen las imágenes capturadas por las cámaras. Las cámaras utilizadas en un sistema de circuito cerrado de televisión están conectados a través del cableado (o, en los últimos años, conexión inalámbrica) a través de un codificador, que gestiona el flujo de información de lo que corresponde vigilar. No importa el tipo de conexión, las imágenes del circuito cerrado de televisión permanecen dentro de la red de monitores y cámaras.

Las ventajas de circuito cerrado de televisión incluyen la capacidad de observar las situaciones de peligro a distancia, la capacidad de proporcionar un ojo constante de las actividades rutinarias, y una gran herramienta para el hogar y las empresas, en un esfuerzo para combatir la delincuencia.

Contamos con los mejores sistemas de monitoreo de circuito cerrado de televisión y toda clase de accesorios CCTV y cámaras de alta resolución , estándar, a color y en blanco y negro; interiores, exteriores, especiales, ocultas, climas extremos, para operar de día o de noche con sistemas infrarrojos, DVR digitales, etc. Le ofrecemos también la tranquilidad de poder observar su hogar o negocio desde cualquier parte del mundo a través de internet, permitiéndole tener la seguridad de ver lo que sucede en cualquier momento del día en su hogar o negocio.
SUBIR